Octava Asamblea del CMI

FESTIVAL DEL DECENIO

27 a 30 de noviembre de 1998
Belvedere Technical Teachers College
Harare, Zimbabwe

en français auf Deutsch in English


En 1988, el Consejo Mundial de Iglesias dio inicio al Decenio Ecuménico de Solidaridad de las Iglesias con las Mujeres, un programa de diez años destinado a las iglesias. El Decenio debía proporcionar un marco que permitiera que las iglesias miembros del CMI examinaran sus estructuras, enseñanzas y prácticas y asumieran un verdadero compromiso en favor de la plena participación de las mujeres a todos esos niveles. Era también una oportunidad para que las iglesias reflexionaran sobre la vida de las mujeres en la sociedad y, sin vacilaciones, dieran prueba de su solidaridad con ellas.

Con el nombre de "cartas vivas", a mediados del Decenio se organizaron visitas de equipos ecuménicos a iglesias de todo el mundo para afirmar los progresos logrados y para exhortarlas a profundizar todavía más su compromiso con las mujeres. A su regreso, esas "cartas vivas" contaron con entusiasmo relatos de solidaridad entre las mujeres, de su amor y compromiso con las iglesias, poniendo en evidencia también muchas cuestiones que aún preocupan a las mujeres.


Lo que descubrieron los equipos

Resumiendo las conclusiones de 75 visitas de equipos a 330 iglesias, 68 consejos nacionales y aproximadamente 650 grupos de mujeres, el informe Cartas vivas describe "La vida en el huerto", las mujeres como pilares de sus iglesias, resueltas a resistir, y su colaboración con grupos seculares. También se refiere a "las piedras", la violencia y el racismo contra las mujeres, la injusticia económica, las barreras que impiden la participación, el papel de la familia, la teología opresiva y las interpretaciones de la Biblia, las actitudes por lo que respecta a la sexualidad, la relación entre el Evangelio y las culturas, y la solidaridad y los conflictos entre las mujeres.

Estas son, entre otras, las observaciones del informe Cartas vivas:
Las mujeres son mayoría en casi todas las congregaciones y participan con ahínco en la vida espiritual y litúrgica de la iglesia. por otra parte, colaboran en una gran variedad de ministerios laicos: la diaconía, la recaudación de fondos, la enseñanza y la orientación. Su trabajo es para ellas fuente de satisfacción y de energía, aun cuando su contribución no siempre es reconocida ni se les permite llegar a cargos de dirección en estas esferas.
Ofrenda a la salida del culto en una iglesia metodista de Mozambique.

Abordar la violencia que sufren las mujeres incluso en el ámbito de la iglesia significa aproximarse a dos temas, la sexualidad y el abuso de poder, que siempre han sido tabú para las iglesias. El racismo es también una realidad diícil de abordar. Ahora bien, si la iglesia es una comunidad ética, es preciso entonces que la solidaridad con las mujeres que luchan contra el racismo se considere parte de su ministerio sacramental. La mundialización de la economía de mercado es un fenómeno tan enorme y complejo que resulta difícil de aprehender. Y, sin embargo, el deber moral de las iglesias es reafirmar y apoyar las estrategias de supervivencia de las mujeres. Ayudar a mejorar la calidad de vida de nuestras comunidades es ciertamente un acto litúrgico.

...no pudimos evitar sentirnos fuertemente impresionados por la evidencia de que en casi todas partes los varones siguen siendo educados para dominar y las jóvenes para ser subordinadas, y por las muchas veces que se aludió a la "cultura" para explicar o justificar la violencia contra las mujeres. Se utilice o no como pretexto, la cultura está frecuentemente en la raíz del maltrato a la jujer, y sólo en contadas ocasiones los homres de las iglesias la cuestionan.


Estudiante de teología, Shangai
Y lo que es aún más desalentador es el hecho claro de que las propias estructuras de la iglesia marginan a las mujeres... Todos los equipos señalaron la imposibilidad o la dificultad con que tropiezan las mujeres para participar en los procesos de toma de decisiones -y, por lo tanto, en el poder- en sus iglesias; y alguno dirigentes de la iglesia insistieron en el hecho de que no se podiían modificar las constituciones de las iglesias. Esta situación refleja y fomenta el desequilibrio del poder que predomina en la sociedad.

El informe Cartas vivas cuesta 8,90 francos suizos y puede obtenerse en español, alemán, francés e inglés solicitándolo a WCC Publications, 150, route de Ferney, casilla postal 2100, 1211 Ginebra 2, Suiza. Teléfono: +41 22 791 63 79; fax: +41 22 798 13 46.

¿Cuáles son las próximas etapas?

La Octava Asamblea del CMI, que se reunirá en Harare, Zimbabwe, ofrece una oportunidad para reafirmar los cambios que se han producido en la vida de las iglesias así como para volver a plantear cuestiones que están pendientes.

En tanto que proyecto, el Decenio ha llegado a su fin pero sus objetivos siguen en pie y es urgente exhortar a las iglesias y al Movimiento Ecuménico a proseguir ese impulso de solidaridad.

En la Asamblea habrá una plenaria especial dedicada a la renovación del compromiso con las preocupaciones planteadas en el marco del Decenio, con miras a que las iglesias y el Movimiento Ecuménico continúen sus acciones de solidaridad con las mujeres. En esa plenaria se pondrán de relieve todo lo que aportan las mujeres a las iglesias y se subrayarán cuatro aspectos que exigen una atención urgente sobre la base del informe Cartas vivas:

  • las persistentes barreras que se interponen a la participación de las mujeres en la vida de las iglesias, en los puestos de dirección, la teología, la espiritualidad y el ministerio;
  • la crisis económica mundial y su profundo impacto en la vida de las mujeres de todo el mundo;
  • la violencia de que son víctimas las mujeres en la iglesia y la sociedad y la creciente toma de conciencia de que esta cuestión exige una atención seria y activa por parte de las iglesias;
  • el racismo y la xenofobia que desgarran a nuestras sociedades, problema que no ha recibido la atención necesaria, ya sea por parte de las iglesias o de los movimientos de mujeres en la iglesia y la sociedad y que, por lo tanto, requiere una acción concertada.

Obreras textiles filipinas

Festival del Decenio

Durante cuatro días, el Festival del Decenio que se celebrará antes de la Octava Asamblea será un espacio y un momento especial para que las mujeres celebren el final del Decenio y sus propias luchas y compromisos, exponiendo sus perspectivas de la iglesia y la sociedad más allá de 1998. También será una ocasión para que reflexionen sobre la repercusión que ha tenido el Decenio en su vida mirando hacia el futuro.

Puntos culminantes del Festival:

  • Celebración de las contribuciones de las mujeres africanas a la iglesia y la sociedad, con visitas de mujeres a mujeres antes del festival (22-26 de noviembre de 1998), y una plenaria sobre las mujeres africanas. A lo largo de toda la celebración se podrán percibir las energías, el compromiso y la fuerza de las mujeres de Zimbabwe.

  • Una sesión de información y debate sobre la violencia contra las mujeres en la iglesia. Por primera vez en un acontecimiento mundial de estas características, mujeres que han sido personalmente víctimas de la violencia en la iglesia darán un testimonio directo de su experiencia.

    En esta sesión se escucharán relatos de racismo, violencia en el hogar, violencia en situaciones de asistencia pastoral y en las congregaciones, así como testimonios de cómo se ha silenciado la voz de las mujeres en el plano teológico y sobre la violencia institucional contra las mujeres en las propias iglesias. En contraposición se darán a conocer iniciativas positivas en favor del cambio por parte de las iglesias y de las mujeres al hacer frente a la violencia de que son objeto.


Un centro de mujeres de Londres que lucha para poner fin a la discriminación por motivos de sexo, raza y clase
En esa misma sesión se exhortará a las iglesias a tomar iniciativas pastorales y de solidaridad más concretas más allá de 1998, y al CMI a emprender un programa mundial pertinente para hacer frente a todos esos problemas.

La sesión tendrá lugar en un clima de empatía y solidaridad, poniendo claramente en evidencia el compromiso de todas las mujeres y los hombres reunidos en el Festival para denunciar la violencia que se ejerce contra las mujeres.

  • Chozas. En el Festival se instalarán aproximadamente quince chozas africanas, que serán espacios en los que las mujeres podrán intercambiar sus preocupaciones y experiencias concretas. Las chozas serán también una ocasión para establecer contactos mediante exposiciones, carteles, folletos, etc., en torno a once temas generales:

Las mujeres y el racismo
Ecología/creación
Las mujeres y la teología
Las mujeres y la justicia económica
Las mujeres: artífices de la paz
La violencia contra las mujeres
Las mujeres desarraigadas (refugiadas y migrantes)
Las mujeres jóvenes
Las mujeres y la diaconía
Las mujeres y la salud
Las mujeres y los niños.

Otras organizaciones ecuménicas mundiales como "Día mundial de oración", "Fraternidad de la moneda más pequeña", "Asociación Cristiana Femenina Mundial" y muchas otras, podrán intercambiar información sobre sus actividades.

Además de esas chozas dedicadas a temas concretos y a la acción, habrá una choza para la meditación y la oración.


Habiendo huido de la matanza en su país, esta mujer, como otros miles de rwandeses, enfrentó todavía más peligros en los campamentos de refugiados (Tanzanía, 1994).

  • Recordemos su historia, reafirmemos nuestra visión. Además de todos esos actos previstos en el marco del Festival habrá una exposición que con el título "Recordemos su historia, reafirmemos nuestra visión", pondrá en evidencia la historia de mujeres que, en diferentes épocas y desde sus respectivas regiones, han contribuido al Movimiento Ecuménico a diferentes niveles. Un aspecto central de esa exposición será una muestra de iconos de mujeres santas de diferentes tradiciones. Para la organización de este evento se ha pedido a diferentes mujeres del Movimiento Ecuménico que hagan sugerencias.

    La exposición podrá visitarse tanto en el marco del Festival como durante la propia Asamblea. Más tarde pasará a ser una exposición itinerante a disposición de las organizaciones ecuménicas y de las iglesias.


Más allá de 1998

Muchas mujeres de todo el mundo temen que el final del Decenio como proyecto reste importancia a los programas y proyectos de lucha de las mujeres y que la disminución de fondos de las iglesias y del Movimiento Ecuménico signifique menos actividades con las mujeres: ¡De ninguna manera! ¡El Festival y la Asamblea deben mantener vivo ese compromiso!

El Festival celebrará, pues, los dones y los compromisos de las mujeres, pero también subrayará la necesidad de una solidaridad continua. El documento "De cara al siglo XXI: desafíos de las mujeres" se ha distribuido a mujeres de todo el mundo y será debatido más a fondo durante el Festival, presentándose después a la Asamblea, y, ulteriormente, a las iglesias. En el documento se exhorta a las mujeres a mantenerse alerta de modo que no se pierda el impulso del Decenio, y a establecer un plan de acción para las iglesias y el CMI.

Pulsen aquí para leer "De cara al siglo XXI: desafíos de las mujeres"


¿Quién participará en el Festival del Decenio?

Prevemos contar con la participación de unas 1200 personas, 1100 mujeres y 100 hombres, de las cuales, 1000 (incluidos algunos delegados oficiales, en su mayoría mujeres, en la Asamblea) vendrán en representación de las respectivas regiones. Se ha establecido una cuota de participantes para cada región: 200 para África, 170 para Asia, 50 para el Caribe, 200 para Europa, 80 para América Latina, 100 para Oriente Medio, 175 para América del Norte y 50 para el Pacífico.

Sírvanse tomar nota de lo siguiente:

  • Las organizaciones ecuménicas regionales (véanse direcciones a continuación) están coordinando las solicitudes de participación.
  • Algunas regiones ya han agotado su cuota.
  • Los participantes deberán encargarse de encontrar financiación para participar en el Festival (véase párrafo más abajo).

Organizaciones Ecuménicas Regionales

Programa de las Mujeres
Conferencia de Iglesias de toda el África
Casilla Postal 14205
Nairobi, Kenya
Teléfono: +254 2 44 14 83
Fax: +254 2 44 32 41

Women's Concerns Programme
Conferencia Cristiana de Asia
Pak Tin Village
Mei Tin Road
Shatin NT, Hong Kong
Teléfono: (+852) 691 10 68
Fax: (+ 852) 692 38 05

Women's Desk
Conferencia de Iglesias del Caribe
Casilla Postal 616
Bridgetown, Barbados
Teléfono: (+ 1 809) 42 72 681
Fax: (+1 809) 4292075
Correo electrónico: ccchurch@toj.com

Decenio Ecuménico
Conferencia de Iglesias Europeas
150 route de Ferney
1211 Ginebra, Suiza
Teléfono: (+41-22) 7916325
Fax: (+41-22) 791 62 27

Ecumenical Decade Coordinating Group
49 St Clair Ave E. Suite 201
Toronto, ON, M4 T1 M9, Canadá
Teléfono: (+ 416) 921 77 59, ext.30
Fax: (+416) 921 74 78

Secretaría de las Mujeres
Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI)
Avenida 12
Calles 13 y 15
Apartado 62
1002 San José, Costa Rica
Teléfono: (+506) 25 70 989
Fax: (+506) 28 50 300
Correo electrónico: pfmnclai@sol.racsa.co.cr

Women's Programme
Consejo de Iglesias de Oriente Medio
Casilla Postal 4259
Limassol, Chipre
Teléfono: (+3575) 32 60 22
Fax: (+3575) 32 44 96
Correo electrónico: kandis@cyberia.net.lb

Women's Desk
Conferencia de Iglesias del Pacífico
Casilla Postal 208
Suva, Fiji
Teléfono: (+679) 311 277; 302 332
Fax: (+679) 303 205

Women's Programme
Consejo Nacional de Iglesias De Cristo
475 Riverside Drive, Room 572
Nueva York, NY 10115, Estados Unidos
Teléfono: (+1212) 8702141
Fax: (+) 8702817

¡Necesitamos su ayuda para encontrar fondos para el Festival!

Hay que encontrar fondos para el Festival.¡Todas las contribuciones personales serán bienvenidas! Para más información, escriban al Programa de las Mujeres del CMI en la dirección que figura a continuación.

Además hay muchas personas que estarían interesadas en participar en el Festival y que no pueden pagarse el viaje, por lo que estamos tratando de encontrar fondos para cubrir los costos de viaje, en particular para personas que viven en regiones donde las posibilidades de encontrar fondos son escasas.

Lamentablemente no todas las personas que han contribuido a promover el Decenio podrán participar en el Festival. Aunque ustedes no puedan asistir, quizás puedan ayudar a otras personas. En ese caso, sírvanse enviar sus contribuciones al Programa de las Mujeres del CMI o directamente a la oficina ecuménica de su región (véanse direcciones). Se ha sugerido también que las mujeres que viajan con mucha regularidad podrían contribuir con las gratificaciones en millas que reciben de las compañías aéreas para ayudar a otras mujeres. Si ustedes desean contribuir de esa forma, informen a la Oficina del Festival.


Programa de las Mujeres
Unidad III - Justicia, Paz y Creación
Consejo Mundial de Iglesias
Casilla Postal 2100
1211 Ginebra 2, Suiza
Tel.: (+41 22) 791 6213
Fax: (+41 22) 791 0361
Correo electrónico: Contact us"

De vuelta a la lista de material de la Asamblea

De vuelta a la página del CMI

Pueden obtenerse reproducciones de buena calidad de las fotografías que acompañan este texto vía Internet o correo ordinario. Para más información sobre nuestras tarifas o para hacer un pedido, sírvanse remitirse a nuestro sitio Photo Oikoumene o enviar un mensaje electrónico a photo, citando las siguientes referencias:
Culto en una iglesia de Mozambique (5616-25A)
Estudiante de teología en Shangai (3928-25A)
Obreras textiles filipinas (4288-18A)
Refugiada rwandesa (6037-17A)
Centro de King Cross (4180-12A)