Willem A. Visser 't Hooft
1900 - 1985





1900-1924
1900-1924 Willem A. Visser t Hooft nació en Haarlem (Países Bajos), el 20 de septiembre de 1900. Como muchos de los primeros dirigentes del Movimiento Ecuménico, adquirió experiencia y formación ecuménicas en el Movimiento Estudiantil Cristiano.

Tras ejercer el cargo de presidente del comité de socorro de la Organización Estudiantil de los Países Bajos a principios de los años 20, aceptó un nombramiento, en 1924, para trabajar con los jóvenes en la Alianza Mundial de las ACJ, que tiene su sede en Ginebra.










1925-1937
La iniciación de Visser t Hooft en el Movimiento Ecuménico más amplio tuvo lugar en 1925 cuando fue nombrado delegado suplente de las ACJ en la Conferencia Cristiana Universal sobre Vida y Acción, que tuvo lugar en Estocolmo (Suecia).

En 1926, durante la Conferencia Mundial de las ACJ en Helsinki, trabajó como asistente personal de uno de los fundadores del Movimiento Ecuménico moderno y secretario general de la Federación Universal de Movimientos Estudiantiles Cristianos (FUMEC), John R. Mott. Fue entonces, como escribió en sus Memoirs, cuando Visser t Hooft "se formó en el arte de organizar una complicada conferencia mundial".

En 1925, durante su primera visita a los Estados Unidos de América (para trabajar con John R. Mott en la preparación de la conferencia de Helsinki), comenzó a interesarse por el movimiento del "Evangelio Social". Escribió un estudio crítico sobre este tema, que fue su tesis de doctorado por la Universidad de Leiden en 1928.

Como secretario general de la FUMEC, a partir de 1932, efectuó su primer viaje a Asia en 1933 para ayudar a los estudiantes cristianos de esa región a organizarse.

Visser t Hooft asistió a las dos conferencias ecuménicas mundiales que se celebraron en 1937, en las que se decidió crear un consejo mundial de iglesias: la reunión de Oxford sobre "Vida y Acción" en la que participó como integrante del grupo directivo, y la Conferencia Mundial de Fe y Constitución en Edimburgo, en la que fue miembro del comité Ejecutivo.









1938-1966
En la reunión de Utrecht en el año 1938, se sentaron las bases del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), y Visser t Hooft fue nombrado secretario general del comité provisional del CMI (pese a las reservas de algunas personas presentes que consideraron que, con 38 años, Visser t Hooft era demasiado joven para ese trabajo). En la Primera Asamblea del CMI en Amsterdam, en 1948, asumió el cargo de secretario general del CMI, y ocupó ese puesto hasta que se jubiló en 1966.

Visser t Hooft presidió el comité directivo de la Conferencia Mundial de la Juventud Cristiana (Amsterdam, 1939), último acontecimiento ecuménico internacional importante antes de la guerra. Tras estallar la guerra, trabajó activamente desde Ginebra para ayudar a los refugiados procedentes de la Alemania nazi y mantener los contactos entre las iglesias de los territorios ocupados y el mundo exterior.

Desde 1948, en su calidad de secretario general del CMI viajó incansablemente por todo el mundo, lo que le permitió conocer a un gran número de personas, dar conferencias, hablar en nombre del CMI y asistir a cientos de reuniones, grandes y pequeñas.

Él mismo describió el trabajo de secretario general como un trabajo de administración, de toma de decisiones, de coordinación, de interpretación y de servicio en su calidad de jefe de un amplio personal formado por hombres y mujeres procedentes de muchos países y de confesiones distintas. Tan importante como esas actividades fue su firme compromiso a favor de la unidad de la Iglesia.



1967-1985
Después de jubilarse, Visser t Hooft fue elegido presidente honorario del CMI por la Cuarta Asamblea en Uppsala (1968). Siguió viviendo en Ginebra, ciudad que lo condecoró con el título de ciudadano de honor, y colaborando con el CMI hasta los años 80, contribuyendo en los debates en casi todas las reuniones de los comités Central y Ejecutivo. Falleció en julio de 1985, tres días después de terminar el segundo borrador de un largo estudio sobre las relaciones entre el CMI y la Iglesia Católica Romana desde los años 20 hasta nuestros días.

PhotoOikoumene Publicaciones:
La producción literaria de Visser t Hooft es impresionante, e incluye unas 50.000 cartas. Entre las más de 1.500 publicaciones impresas o mimografiadas, se destacan 15 libros traducidos a varios idiomas. Entre sus libros más conocidos cabe mencionar: Memoirs, 2 ed., CMI, 1987.
No Other Name: The Choice between Syncretism and Christian Universalism, Londres, SCM, 1963.
The Pressure of Our Common Calling, Nueva York, Doubleday, 1959.


Recordando a Wim
Vuelta a la página raíz del CMI

© 2000 Consejo Mundial de Iglesias | Para comentarios: webeditor